Los pasos de un funnel de conversión eficaz

¿Conocen tu negocio pero no consigues vender? ¿Tienes fugas de clientes durante el proceso de venta?


Dentro del marketing digital existen muchos elementos que pueden articular el éxito o el fracaso de un negocio online.

Los caminos y las técnicas son muy dispares según el tipo de mercado y los objetivos fijados. De lo que nadie duda a estas alturas, es que sin un plan estratégico claro y conciso no hay ningún negocio que pueda prosperar.  Ninguno es ninguno.

Uno de los pasos fundamentales en todo plan estratégico online consiste en la confección de un embudo o funnel de conversión que marque el recorrido del usuario hacia nuestro objetivo final: una venta, un registro, una descarga o cualquier otro tipo de interacción deseada.

A pesar de que el usuario sea el principal protagonista de un funnel de conversión, es a nosotros, los planificadores del negocio, a los que nos debe servir principalmente la construcción de este recorrido.

Durante el proceso deberemos ser capaces de responder cuáles son nuestros objetivos intermedios y de qué manera los vamos a resolver.

Naturalmente, nuestro embudo variará en función del sector que nos ocupe y los recursos con los que contemos. No obstante, la estructura fundamental no acostumbra a cambiar demasiado.

Vaya por delante que sin rentabilidad todo esto no sirve de nada. En Digitis desarrollamos estrategias automatizadas de marketing de precisión y dotamos nuestros embudos con los siguientes elementos:

1. Impacto de marca. Atrae.

Sin atracción no hay negocio. Con el impacto de marca concretamos qué fórmulas vamos a utilizar para poder llegar a nuestros potenciales clientes.

La primera impresión cuenta más que ninguna. No tengas prisa. Trabájala bien.

¿Cuáles son las maneras más habituales de atraer en nuevos usuarios?

  • Campañas de pago por clic: Redes de Display y Búsqueda de Google Adwords
  • Publicidad en redes sociales: Plataformas como Facebook Ads o Twitter Ads,
  • Posicionamiento en buscadores: Implementa una estrategia de visibilidad de tus productos y desarrolla un plan de content marketing.

2. Conecta con tu público

Una máxima de cualquier negocio en internet: aporta valor o no molestes. Si no tienes nada que ofrecer al usuario, es mejor que te replantees tu proyecto.

La competencia online es abundante y salvaje. Si no tienes un gancho o incentivo interesante que ofrecer al usuario, escapará por el mismo camino que ha venido.

Si además de no conectar, trasladas una imagen mala o pobre de tu marca el perjuicio será doblemente doloroso.

¿Cómo puedes conectar con tu público?

Establece tu micro objetivo intermedio y ofrece valor a cambio de una interacción. Una descarga, un registro en una landing page de un concurso, o un formulario de newsletter.

3. Conoce a tus clientes.

Si la conexión con nuestra audiencia es fructífera y cumple los objetivos planteados, algo nos dice que vamos por el buen camino. Sigamos.

Una vez, tenemos un canal establecido a través del cual los usuarios están manifestando su interés en nuestro negocio, deberemos trabajar en cómo optimizar y precisar nuestra comunicación con ellos para ser más eficaces.

Segmentar a tu público y organizarlo en listas de diversos intereses va a ser esencial para poder aumentar nuestros ratios de conversión y mejorar nuestros impactos de marca.

Para ello, analiza su actividad online, identifica sus intereses y provéeles de la información más acorde al comportamiento mostrado. Implementa tu propia estrategia de email marketing.

No trates de vender a las primeras de cambio.  Interactúa con ellos, no dejes nunca de ofrecer valor, y trata de cuidar al máximo la comunicación para cuando llegue el momento de convertir. Es lo que se conoce como Lead Nurturing o Cultivo de Leads.

En este punto deberemos ser creativos a la par que sutiles para seguir obteniendo más información. Realiza encuestas, incluye formularios, analiza dónde y cuánto hacen clic, etc.

En el momento de la captación tan solo entre el 10% y el 15% están preparados para comprar, sin embargo, los estudios arrojan que más del 60% son contactos viables.

4. Prepara tu mejor acción.

Recuerda que una conversión es solo el fruto de un proceso previo ejecutado correctamente.

Dicho de otra manera, llevar a cabo acciones comerciales antes de obtener la información necesaria, reducirá tu tasa de conversión y transmitirá una imagen invasiva de tu marca.

Si ya contamos con usuarios cualificados, es decir, conocemos lo máximo posible sus intereses, estaremos preparados para lanzar una propuesta comercial concreta.

  1. Determina un incentivo.
  2. Personaliza tu comunicación.
  3. Ofrece concretamente aquello que buscan.

En este punto tal vez te puedes plantear incluir técnicas cross-selling y up-selling para aumentar tus ventas. Especialmente recomendable en negocios e-commerce.

En conclusión:

Integrar un funnel de conversión en tu estrategia, no solo te aportará más probabilidades de convertir, sino que dotará tu trabajo de una eficiencia mayor y tu público mejorará su percepción sobre tu marca.

Y sobre todo, nunca dejes de equivocarte. Prueba continuamente, realiza cambios, elimina aquello que no funciona y prioriza los canales más eficaces. Nunca existe un flujo definitivo. Siempre hay opciones de mejora.

En Digitis nos encargamos de implementar funnels de conversión y estrategias automatizadas de marketing de precisión, que permiten rentabilizar el negocio de nuestros clientes y aumentar su eficiencia.

Quizás te interese:

¿Qué es la automatización del marketing? (Marketing Automation)

¿En qué consiste el marketing de precisión?

¿Cómo convertir el tráfico de tu sitio web en clientes?

Un comentario sobre “Los pasos de un funnel de conversión eficaz

  1. Pingback: Marketing de Precisión, una estrategia de éxito | Digitis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *